Joker

Título original: Joker

Dirección y guión: Todd Phillips

Duración: 123 minutos


Joker (2019) pese a ser una película del universo de DC Comics, más que los conflictos típicos de la relación héroe-villano, aborda de manera sumamente realista el pasado de Arthur Fleck, un sujeto que representaría a ese otro que la sociedad busca evitar o suprimir. El protagonista apenas se mantiene con su trabajo de comediante, en el que recibe innumerables humillaciones, también sufre de epilepsia gelástica -que provoca su característica risa-, toma al menos diez medicamentos dado sus problemas mentales, no tiene amigos, es soltero y tiene que cuidar de su madre. Pese a todas las adversidades, es optimista, empático y con cierto dejo de pureza e ingenuidad, que le permite tener algunas modestas aspiraciones como hacer reír a la gente haciendo stand up comedy y ojalá tener algún día una breve aparición en el programa de televisión del carismático Murray Franklin (Robert de Niro).


La sociedad de Gotham City -como las actuales urbes capitalistas- es una ciudad que nunca duerme, en la cual los individuos son esclavos de sí mismos y del trabajo, donde reina la indolencia y la falta de empatía, sobre todo por parte de los más privilegiados, resultando significativo que Thomas Wayne (Brett Cullen) nombre a los manifestantes como jokers (bromistas, gente que no merece ser tomada en serio) al igual que Murray Franklin que se refiere a Arthur de la misma manera, riéndose de sus esperanzas de ser un comediante e invitándolo solo con el fin de usarlo para su show. 


Bajo ese contexto, a medida que avanza la historia vemos como Arthur va perdiendo todas las esperanzas y el apoyo de quienes lo rodean, afirmando no creer en nada y comprendiendo que los poderosos son los que establecen los valores fundamentales de la sociedad, pero que al final del día es decisión de cada uno adherirse a ellos como no. Sus reflexiones y actos provocan un despertar en los ciudadanos junto a violentos movimientos sociales, subvirtiendo el orden y pasando de ser un paria a un héroe para la colectividad. 


Arthur es un personaje trágico, profundamente desolado y desesperado, su condición que puede provocar tanto una risa involuntaria como un llanto, simboliza bien la amargura de muchos al tener que pronunciar una sonrisa a la fuerza ya que para los que están arriba en Gotham City como Wayne (y para los privilegiados de nuestras ciudades) poco o nada valen estos jokers, personas sin dignidad que no merecen que nadie tome en serio su sufrimiento. Por este motivo, es significativo como se subvierte esta situación al rebelarse y liberarse de este orden supuestamente establecido, mostrándonos algo más complejo que un villano de utilería sino a donde lo puede llevar su profunda desilusión y desamparo.

  • Negro Twitter Icono
  • Negro del icono de Instagram
  • Negro del icono de Spotify