Parásitos

Título original: (기생충; Gisaengchung)

Dirección y guion: Bong Joon-ho

Duración: 132 minutos


Los protagonistas de Parásitos (2019) son los integrantes de la familia Kim, constituidos por el padre de familia, Kim Ki-Taek, la madre, Chung-sook, el hijo Ki-woo y la hija Ki-jeong, que forman parte de la clase trabajadora. De ellos se nos muestra en un inicio que no son faltos de talento pero que no se comprometen nunca lo suficiente con ningún trabajo o responsabilidad llegando solo hasta el punto en el cual ellos obtendrían algún provecho, mostrando desde un inicio su clara falta de compromiso con el resto de la sociedad.


En está película abundan las simbologías e imágenes significativas, siendo una de las más importantes una piedra de la buena fortuna que aparece en el inicio de la película como el regalo de un amigo de la familia. Luego de que les es entregado este regalo, al hijo de la familia, Ki-woo se le presenta la posibilidad de enseñarle inglés a la hija de una familia rica, los Park. A partir de este hecho, el hijo infiltra a su hermana iniciando una cadena de supuestas casualidades, en la cual toda la familia busca su oportunidad laboral dentro de la casa de los Park.


También hay otros símbolos además de la piedra, la más recurrente sería la de lo alto y lo bajo, que a su vez representa a las dos familias. El más evidente, que estaría evidenciado en el primer plano de la película, sería el semisótano donde viven los Kim. Los Park, por el contrario, viven arriba en un barrio acomodado. Además de lo anterior, en innumerables escenas los Park se muestran en planos literalmente más elevados que los Kim. Otro punto que resalta la diferencia de clases sería la observación del señor Park sobre el olor que tienen sus trabajadores, con cierto dejo de humedad, que según él sería propio de los pobres, de gente que viaja en metro o que vive en las zonas subterráneas de la ciudad.


El discurso social es importante y se aborda de manera poco convencional, usualmente se esperaría que la película se centre sólo en la crítica de la la inmovilidad social o la frivolidad de la familia rica, pero en realidad, la clase trabajadora no está exenta de actos reprochables, no solo mienten constantemente y juegan a ser quienes no son, sino que además dañan a otros miembros de su sociedad y de su misma clase para conseguir lo que quieren. Sobre esas contradicciones, que son muy interesantes al reflejar la complejidad de la sociedad, se construyen momentos de comedia muy notables basados principalmente en los actos ingeniosos y descarados de la familia Kim, pero por otro lado, también tiene momentos de tensión muy grandes, de drama e incluso de terror psicológico y de thriller que aparecen cuando las cosas se subvierten para ellos junto con las consecuencias de sus actos, mostrándonos los juegos de poder no solo entre ricos y pobres, sino entre los de la misma clase trabajadora, que compiten por los mismos objetivos.


Parásitos se sale de lo obvio siendo una película totalmente merecedora de sus reconocimientos y premios, que da varias lecturas amargas sobre la realidad en la que vive no sólo Corea del Sur, sino muchos países donde aparentemente la movilidad social y el bienestar depende solo de cada uno y de su propio esfuerzo.

  • Negro Twitter Icono
  • Negro del icono de Instagram
  • Negro del icono de Spotify